La Vuelta al Mundo en MotoGP

martes, junio 13, 2006

El mejor no tiene porque ser el campeón


¿Quién es el mejor piloto de la categoría? Esta es una pregunta cargada de relativismo, muchas veces meramente opinable. ¿Quién es el campeón de la categoría? Esta es otra pregunta con una respuesta totalmente objetiva: el que suma más puntos. Ayer operaron a Héctor Barberá de una fractura en su brazo derecho mientras entrenaba el domingo. En algún periódico se leía que esto le dejaba casi sin opciones de luchar por el título. Hace poco menos de 10 días, Jorge Lorenzo lograba su tercera victoria de la temporada: el 50 por ciento de las carreras del año han sido suyas. Entre Jerez y Qatar, escenarios de sus dos primeros triunfos, y Mugello, donde sumaba el tercero, dos caídas y un cuarto puesto lleno de ira, rabietas, polémicas, fanfarronería... Para la mayoría de “entendidos” con los que voy hablando durante el año no hay duda de que Lorenzo y Barberá son los dos pilotos de 250cc con más talento. Para unos Jorge; para otros Héctor. Descaro, toques de genialidad, espectáculo. En cualquier quiniela que saliese de la pretemporada sus nombres estaban en lo más alto. Pero ninguno de los dos lidera la general. Eso corresponde a otro piloto, a Andrea Dovizioso. Si hablamos de talento o calidad (conceptos determinantes que deberían definir a “el mejor”), puede que Andrea no salga vencedor respecto a algunos de sus rivales. Dovizioso lo que tiene es la cabeza de campeón de otros no tienen. Puede no ser el mejor, pero es el que mejor lo tiene para ser campeón. Eso es lo que queda para la historia. En su primer año en 250 no ganó ni una carrera. Se convirtió en el espectador del mini duelo Pedrosa-Stoner (no nos engañemos, el australiano le duró poco a Dani), y mientras tanto fue líder del Mundial, y subiendo tan solo 5 veces al podio terminó tercero. En 2004 en 125 estaban Stoner, el que sorprende a todos en MotoGP, también Barberá, Lorenzo y un campeón del Mundo como Locatelli. Miremos su año: Sudáfrica 1º; Jerez 4º; Francia 1º; Italia 4º; Montmeló 2º; Holanda 4º; Brasil 3º; Alemania 4º; Inglaterra 1º; Brno 2º; Portugal, se tuvo que retirar cuando era líder por un pinchazo; Japón 1º; Qatar 2º; Malasia 2º; Australia 1º; Valencia 2º. 91 puntos al segundo en la general. Una regularidad aplastante. En este año no ha hecho poles, no ha ganado ninguna carrera (hasta en el duelo con su compañero Takahashi perdió)... Pero: Jerez 3º; Qatar 2º; Turquía 3º; China 2º; Francia 2º; Italia 3º. 20 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado en la general. ¿No se parece a algo? Si seguimos así, en Valencia diremos: “No es el mejor, pero él es el Campeón del Mundo”. Así es Andrea Dovizioso.

4 Comments:

  • pues lo tiene a tiro, pero una pena la verdad, es un xuparuedas

    v´ss

    By Anonymous pintu, at 9:41 p. m.  

  • Con la misma regularidad y, también, sin ganar ningún premio, Emilio Alzamora obtuvo, el 1999, su título de Campeón del Mundo de 125. Gema G. Marcos, entonces, en El Mundo, escribía: "Fue en Argentina, tras una carrera en la que el piloto leridano tuvo que sudar sangre para eludir las tretas antideportivas del italiano Marco Melandri, al que se impuso en la clasificación final del Mundial por un solo punto de diferencia. ¿Qué ha ganado el Campeonato sin vencer en ninguna de las pruebas parciales? Vale, pero los números no engañan. Si está en lo más alto del podio es porque ha sido el más regular. Los 227 puntos con los que ha acabado la temporada son el mejor argumento para tirar por tierra las acusaciones de los que, como Melandri, intentan restarle méritos a su victoria".(http://www.el-mundo.es/aula/99/11/02/noticia3.
    html).
    Efectivamente, fue el más regular pero no el campeón. Si para todos los pilotos és legitimo sacar la calculadora, la diferencia está en la frecuencia de su uso. Y tengo la sensación que los Rossi, Melandri, Pedrosa o Lorenzo, por ejemplo, son más de letras que de ciencias. A partir de ahora, tendremos que distinguir entre los pilotos filólogos (creativos) y los matemáticos (constantes).

    By Blogger Desmodrònic, at 11:48 p. m.  

  • No concuerdo tanto con la afirmación anterior, debido a que el campeón es quien se adjudica el premio, el primer lugar al final del largo trabajo. La regularidad hace al campeón. Su trabajo, su sacrificio, su tenazidad, su ímpetú, su fogocidad.
    Es verdad que puedes ir por las pistas de segundón, pero en esto de las carreras, el que se cae menos, el que siempre está en el podio, el que más puntos obtiene es el vencedor. Y la manera o la forma no importa.
    Lo importante es ganar con sabiduría y con sinceridad.
    Alzamora es campeón del mundo por su trabajo, por su regularidad, por sus puestos en el podio. Está escrito, está dicho, se lo ganó...
    El difícil arte de ganar muchas veces no va con ser el número uno, sino con que se den todos los argumentos a favor, que las estrellas se alinien y que el día sea perfecto...

    By Blogger Fernando Alcayaga, at 5:41 a. m.  

  • Tras el Gp de Catalunya...donde dije Diego digo etc....en broma, naturalmente. No es que me retracte de lo dicho anteriormente. Pero faltaba y esperaba, en este piloto, la manifestación de su potencial. Dovizioso apuntó maneras de ganador en 125 y, por fín, han llegado en 250. Ciertamente, nunca me gustó el San Benito (que reproduce Pintu) de xuparuedas o roba-carteras u oportunista. Ahora, no sólo sabemos que es un gran estratega sinó también un campeón, cuando la mecánica lo permite. Forza Dovi!.

    By Blogger Desmodrònic, at 11:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home